Las resistencias Watt-Flex tienen una vida hasta 5 veces más larga que las convencionales

La vida de la resistencia de tipo cartucho está directamente relacionada a su temperatura operacional interna. El alambre intrerno de las resistencia de cartucho Watt-Flex opera a temperaturas sustancialmente menores y logran un perfil de temperaturas más uniforme que las resistencias convencionales.

Como resultado de este único diseño, las resistencias Watt-Flex tienen una vida de 5 ó más veces más larga, tienen menos tiempo de parada y menos costos operacionales que las resistencias de cartucho convencionales.







Transferencia de calor más eficiente

  • En las resistencias Watt-Flex, el MgO de alta pureza es compactado a una densidad extrema, asegurando así una densidad máxima para lograr una gran capacidad dieléctrica.
  • A medida que las corazas divididas se expanden, estas crean un contacto íntimo con la pared de la cavidad, transfiriendo el calor al metal que lo almacena, en forma eficiente.

Resistencias de cartucho convencionales

Las resistencias de cartucho convencionales con núcleo cerámico (como se muestran abajo) usan múltiples núcleos de calentamiento que pueden quemarse de forma independiente, causando una sección fría en la coraza. Además, los espacios vacíos de serpentín en las uniones del núcleo generan secciones frías.

Al contrario de las resistencias convencionales, las resistencias Watt-Flex usan un serpentín de calentamiento continuo para lograr un perfil de temperatura mucho más uniforme. Con las resistencias Watt-Flex no hay secciones de calentamiento independientes que puedan quemarse.